Yo soy yo mismo

¿Alguna vez te dijeron la frase “te pareces a...” ? Sin embargo, ¿que piensas tu de ti mismo? El modo en que te percibes a ti mismo es lo que me llama la atención. El problema es que muchos de nosotros no somos siempre conscientes de cómo nos percibimos. Aquí me estoy metiendo en un campo que no domino, la psicología. Es una especie de auto-hipnosis que nos hacemos al creernos algo.

Cada persona que ha pasado por el estudio de grabaciones ha tenido su propio sonido, a pesar de parecerse a alguien mas. Tu forma de levantarte a la mañana y de ahí todo lo que haces en adelante te dan una determinada forma de expresión cuando exploras tu lado musical. Cuando te das cuenta de esto, como dice Shifu, es cuando logras tu “paz interior” y dejas de competir contigo mismo.

Así que la primera lección de todas es que eres único, incluso aunque no lo quieras. Claro, hay un poco de fe involucrada porque todos tenemos metas que parecen lejanas. En cuanto a eso te recomiendo que inviertas en aprender escalas, acordes y todo lo que tiene que ver con armonía y técnicas, pero también dale tiempo a la lectura. Leer una partitura y poder analizarla te abre puertas a otros conocimientos.

Déjenme contarles una historia. Cuando empecé a tocar la guitarra, se me acalambraba la mano. No fue fácil al principio. Después, cuando asistí a la universidad para estudiar composición, era un estudiante promedio y no lograba nada especial o mágico en los ejercicios de clase. En el examen de ingreso, me di cuenta de que la habitación estaba completamente llena de aspirantes, algunos de ellos provenientes de otros países, que venían fuertemente preparados para salvar el examen de ingreso. Me sentí intimidado al saber que había otras 100 personas luchando por un puesto. Ellos podían leer bien y entendían sobre teoría. Unos cuantos logramos pasar. Conocí gente increíble. Ahí me di cuenta que los que se convierten en músicos reales no siempre son los mejores, o los mas inteligentes o los mas creativos o los mas veloces. No. Mas bien tenía que ver con un deseo implacable.

La gran mayoría no tenemos idea de nuestro potencial cuando recién empezamos. Probablemente no tienes idea de cuál es el tuyo. Con los años, he tenido muchos estudiantes. Pero los que fueron más lejos tenían claro que había mucho por conquistar. Se necesitan herramientas adecuadas y aprender a aplicarlas (aquí es donde un buen coach entra en escena!) y el deseo y compromiso de trabajar para que se convierta en algo real (es donde entras tú! tu mismo!).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0

Tu carrito

Quantity: 0 Items: 0
The Cart is Empty
$ 0,00
$ 0,00
$0.00
Scroll to Top